Parte de nuestra labor como empresa, es buscar el valor agregado que nos distinga de nuestra competencia. Muchas veces nos abocamos a la publicidad, lo cual nos requiere una inversión bastante considerable. Y está muy bien, ya que es una de las mejores formas de darnos a conocer o de lanzar un nuevo producto. Sin embargo, no es mediante este medio que seremos diferentes. ¿Cómo lograrlo, entonces? Los regalos son un recurso muy válido.

¿Sabías que tus clientes te tendrán presente todo el día si usan un bolígrafo, una agenda o la taza para desayunar cada mañana? A través de cualquiera de estos regalos puedes colarte por la retina y vivir en la memoria de tus clientes. Podemos ofrecerte un stock permanente de más de diez mil variedades de regalos personalizados de máxima durabilidad desde tan solo 0,15 euros? Descubre cómo emerger del montón de forma original.

¿Por qué apelar a los regalos empresariales personalizados?

Generar interacción: cuando tu cliente o prospecto utiliza el producto que le has regalado, interactúa con la marca sin darse cuenta. Comienza a llevarte en sus firmas, en su día de playa y hasta en el té de la tarde. Te relacionas con la parte subconsciente de la persona, por lo que es altamente probable que cuando busque un producto de los que ofreces, elija tu marca gracias a los regalos que de tu parte ha recibido.

Aumentar el reconocimiento de marca: imagínate que lo que regalas es una mochila. Entonces comenzarás a andar por toda la ciudad sin tener que pagar enormes sumas por artes gráficas impresas o por día en el que tu cartel aparezca a la vista de todos. Tendrás a todas las personas que tú decidas desperdigando el nombre de tu marca por la ciudad. Cada uno de estos regalos es una publicidad andante en la que has invertido muy poco dinero.

Te publicitas de forma subliminal: tu intención a través de los regalos empresariales personalizados es hacer publicidad para tu marca, pero al menos que tus clientes sean publicistas, esto es algo que ignorarán. Para quien recibe un obsequio, tu marca se transforma en la benevolencia en persona, ya que se ha tomado el trabajo de pensar en algo que darle para hacerlo feliz.

Generas gratitud en tus clientes: ¿Conoces a alguien que no le guste recibir regalos? ¡Es precisamente lo que buscamos cuando nos lanzamos sobre una promoción! Al recibir algo por lo que no tenemos que pagar, nuestra percepción del mundo se da vuelta. ¿No es que hasta nos cobran por respirar? Permite que tus clientes crean que esa ese es patrimonio de los gobiernos, ya que tú estás dispuesto a regalarle por algo casi, casi, tan útil como el aire.

Aumentas la probabilidad de recibir más clientes: recuerda que cuando tus regalos lleguen a manos de tus clientes, a su alrededor hay un mundo de prospectos que empiezan a percibir tu existencia. Esta es la mejor forma de entrar en el subconsciente de una persona. Mientras una chica va a estudiar con una mochila que exhibe orgullosamente el nombre de tu marca, diez profesores ya están pensando en tus productos.

Te conviertes en “amigo” de tus clientes: es aquí que justamente reside la importancia de regalar algo útil. Los regalos no deben ser cualquier objeto, sino uno que, tal como ocurre con un bolígrafo, una bolsa, una carpeta, un pendrive, una taza, una mochila o una linterna, forme parte de tu cotidianeidad.

Es a través de hacer algo útil o placentero que te inmiscuirás en su vida y te convertirás en el amigo gracias al cual puede tomar apuntes en clase, proteger su móvil o unificar sus llaves. Los regalos deben ser útiles para que tu nombre sea memorable.

Facebooktwitterredditpinterestlinkedinmail

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *