Una prenda que al menos 8 de cada 10 personas, poseen en su armario. Desde pequeños hoyuelos hasta coloridos espirales hechos en casa, las camisetas personalizadas, por más increíble que suene, remontan su inicio hacia los años 1948.
 
Por lo que claramente podemos determinar que la trayectoria de esta prenda no es reciente y que a lo largo de los años, ha cambiado increíblemente.
 
En lo que respecta a nuestra vestimenta, siempre tenemos toques o elementos propios o característicos de cada uno de nosotros. Ese par de jeans rajados que nos encanta usar, aquel brazalete que nos obsequiaron una Navidad con un nombre grabado o esa camiseta teñida en casa que nos atrevimos a personalizar y que resultó mejor de lo esperado.
 
Las prendas y/o accesorios personalizados son sin duda alguna, elementos divertidos de llevar con nosotros y que son más sencillos de crear, de lo que puedes imaginar.
 
Las camisetas personalizadas dan cabida a cientos de ingeniosas ideas para modificarlas, embellecerlas o incluso hacerlas nuestra prenda favorita. El uso de colorantes textiles, es sin duda alguna, una de las maneras más tradicionales y definitivamente más divertidas de personalizar una camiseta.
 
Hay miles de formas en las cuales puedes darle un toque único, en todo el sentido de la palabra, a una prenda. Y hablamos de único, ya que puedes ingeniártelas para crear patrones y colores para teñir, que muy difícilmente verás en alguien más.
 
Aquí podrás tomar varios ejemplos para inspirarte y divertirte haciendo cuantas desees: Camisetas personalizadas en Chapea.com
 
Otra manera sencilla de personalizar tus camisetas, es con la ayuda de una tijera simplemente. Así es, solo necesitarás una tijera, ingenio y un poco de atrevimiento. Este método se ha vuelto viral en la actualidad, dejándonos ver miles de formas de llevar una prenda con hoyuelos o franjas, sin parecer que corríamos por un bosque y nuestra camiseta sufrió todos los daños.
 
Desde un corazón gigante en la parte posterior de nuestra camiseta, hasta diseños más complejos e increíbles como calaveras. Como dijimos antes, ideas hay cientos, solo es cuestión de tomar la iniciativa para darle un toque único a tu camiseta.
 
Echa un vistazo en internet y escoge el diseño que más te guste, recuerda prestar atención previamente a las instrucciones para que obtengas buenos resultados, después de todo, no queremos desperdiciar prendas. Aquí puedes tomar este patrón como referencia o buscar otras ideas más geniales: https://es.pinterest.com/pin/475692779369079206/
 
También puedes optar por una opción un tanto más tradicional y estampar tus camisetas en Chapea.com. Esta opción te da miles de alternativas, ya que lo único que debes hacer es indicar qué imagen deseas y en qué posición querrás que se plasme en tu nueva camiseta, en Chapea ofrecemos tres variantes que se ajustaran según tu presupuesto, cantidad o calidad que busques.
 
O en lugar de estampar, puedes bordar tu camiseta. Esta alternativa es mucho más duradera pero complicada si se trata de un diseño de gran tamaño.
 
Adicionalmente, las pinturas textiles son una excelente forma de estimular nuestra creatividad al tiempo que nos divertimos en el proceso. Esta es sin duda una de las opciones favoritas de los más pequeños, ya que es una excelente oportunidad para ensuciarse un poco con colores y divertirse creando diseños en la camiseta de mamá o papá.
 
También puedes optar por incrustar o adherir piezas como pedrería, cadenas, brillantina o cualquier otro elemento que pueda ser añadido a tu camiseta. Solo asegúrate de utilizar un buen pegamento para evitar que dichos adornos se caigan y extravíen.
 
Personalizar una prenda, es tarea fácil, solo debes animarte en el proceso y atreverte a hacerlo. Después de todo, será algo que solo tú tendrás o que puedes obsequiar a otra persona.

 

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *