Llega el verano y, con él, una de las mejores épocas del año y más divertidas en las que cambia por completo nuestra manera de comportarnos, el ocio, las actividades que hacemos… El verano es un nuevo despertar y con él lo que llevamos puesto y lo que hacemos. Por ejemplo, algo que vamos a ver en muchas muñecas durante el verano son las pulseras de los festivales ¿pero sólo eso? ¡Claro que no!

Las pulseras personalizadas de los festivales son una de las herramientas más prácticas y que más se usan en la inmensa mayoría de festivales estivales y aquéllos que no lo son o que están relacionados con el buen tiempo. Si somos una empresa organizadora de uno de estos festivales de música, podemos utilizar las pulseras no solo de forma práctica durante lo que dure el evento para determinar si una persona tiene un nivel de acceso u otro (y usar diferentes pulseras personalizadas en función del nivel de acceso a las diferentes partes de las instalaciones) sino, también, como forma de hacer publicidad de nuestro festival, ya que muchos fans no se las quitarán en varios meses.

Otro de los usos de las pulseras personalizadas para eventos pueden ser conferencias u otro tipo de eventos como podrían ser ciclos de videojuegos o jornadas específicas de gastronomía en las que utilizaríamos estas pulseras personalizadas con el mismo objetivo y ánimo con el que las podríamos utilizar de cara a la organización de un festival de música veraniego.

Las pulseras personalizadas no son patrimonio exclusivo de los festivales

Y es que la utilidad de las pulseras personalizadas sobrepasa la de ser meras acompañantes de los festivales de música y eventos masivos. También podemos hacer diseños personalizados para apoyar causas y venderlas de forma que podamos recaudar dinero. Es lo que hacen asociaciones de toda clase desde las asociaciones en defensa de los animales, contra el cáncer o con otra intencionalidad política sea cual sea ésta. En general, en este caso, se asocia la causa a un color y la (re)venta de pulseras puede contribuir a apoyar esa causa en concreto ya que genera un sentimiento de identidad y de orgullo entre quienes contribuyen al poder lucirla.

Otro uso que tienen las pulseras personalizadas es la de servir de identificativo para los niños que viajan solos o que realizan algún tipo de actividad en la que es posible que puedan perderse. En este caso, podemos introducir datos personales en las pulseras de los niños y colocárselas de tal forma que no se la puedan quitar. Así, en caso de que alguno de los menores desafortunadamente se pierda durante el viaje, excursión o actividad; será más fácil identificarlo y devolverlo al cuidado de sus padres, tutores o responsables del colegio o asociación que organiza la actividad.

Así, como vemos, ya sea para hacer un festival, un ciclo de conferencias, para que los niños no se pierdan o para apoyar alguna causa política o social, las pulseras personalizadas son un elemento fundamental de la vida durante todo el año y, muy especialmente en este verano en el que la manga corta será prácticamente obligatoria en todo el país.

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *